Ironía frente al sectarismo parlamentario

Corre estos días por la red la imagen de un vestido que, por sus características cromáticas, cada persona ve de un color distinto. Lo mismo pasa en el Parlament con las mociones y propuestas de resolución. Los grupos las ven de forma distinta dependiendo de quién las presenta. El asunto no es qué dicen o cómo lo dicen, sino quién lo dice. De este modo, las propuestas del PP son rechazadas a priori, aunque contengan elementos tan racionales como las que aquí se exponen: apertura de la universidad a la sociedad, fondos públicos para becas, créditos para estudiantes a retornar de forma escalonada y progresiva, reducción de las tasas universitarias, etc. Ante el sectarismo de los demás, optamos por la ironía…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s