Ironía frente al sectarismo parlamentario

Corre estos días por la red la imagen de un vestido que, por sus características cromáticas, cada persona ve de un color distinto. Lo mismo pasa en el Parlament con las mociones y propuestas de resolución. Los grupos las ven de forma distinta dependiendo de quién las presenta. El asunto no es qué dicen o cómo lo dicen,…